¿Cómo vender una propiedad ocupada por inquilinos?


En algún momento los propietarios de inmuebles para la renta pudieran tener un motivo para desear venderlos, desde recibir una atractiva oferta por la propiedad hasta  querer orientarse hacia otro tipo de inversiones. Si bien es cierto que legalmente es posible vender una vivienda alquilada, también  es cierto, que así como los propietarios- arrendadores tienen sus derechos, los inquilinos también. 

Afortunadamente hay formas legales de vender una propiedad rentada:

  SI el contrato de arrendamiento es por un período corto.  Si el inquilino está bajo un contrato que se renueva, por ejemplo, mes a mes, se le puede pedir que desaloje la propiedad, notificándolo 30 o 60 días antes de la siguiente renovación (El tiempo para notificar varía de un estado a otro.) Se Puede esperar hasta que los inquilinos desocupen la propiedad o se puede optar por mostrar la propiedad a posibles compradores. En este caso, se debe notificar al inquilino, por lo menos con 24 o  48 horas de anticipación,  que el inmueble se va a mostrar en la fecha y hora que se indiquen. 

Si el contrato de arrendamiento es por un año. El inquilino tiene derecho a habitar el inmueble hasta el vencimiento del término acordado en el contrato. En el caso de contratos de arrendamiento por un año se puede solicitar al inquilino que desaloje solo si existe una cláusula de terminación anticipada del contrato. Igualmente, siguiendo el procedimiento legalmente establecido, se puede pedir al inquilino el desalojo de la vivienda en caso de que haya violado el contrato en una o en todas sus partes. 

Vender la propiedad a un inversionista. Es posible vender a un inversionista la propiedad ocupada por un inquilino. Muchos de los inversionistas están interesados ​​en generar ingresos a través de propiedades para la renta y es una gran noticia para ellos saber que la propiedad ya está alquilada. 

Venderla al inquilino. Hay propietarios que como primer paso, una vez que han decidido vender la propiedad, la ofrecen al inquilino. En caso de que no estén interesados en comprarla, se les pide que desocupen la vivienda en la fecha que se indica en la debida notificación.  En los casos en que el inquilino está dispuesto a comprar el inmueble, algunos propietarios los ayudan en el proceso de compra a través de arreglos financieros con ellos.
 
Pagar incentivos a los inquilinos para que desocupen la propiedad. Si el inquilino no quiere abandonar la propiedad y no muestra interés en comprarla, se le puede ofrecer algo de dinero a cambio de desocupar la propiedad. También se le pueden ofrecer pagar los costos de mudanza a  otro inmueble.